Noticias

Fracasa el experimento de los arrecifes de neumáticos

Fracasa el experimento de los arrecifes de neumáticos

Medio siglo después, las autoridades competentes se han dado cuenta de que usar neumáticos reciclados para crear arrecifes era una mala idea

No fue una decisión acertada. 50 años después, se ha llegado a la conclusión de que recurrir a neumáticos reciclados para crear arrecifes artificiales era un proyecto erróneo. Lo que se ‘vendió’ como un medio para favorecer la colonización de especies, ha resultado todo lo contrario: se desconocía (eso se dice ahora) que las ruedas liberan metales pesados en su descomposición que perjudican gravemente al ecosistema marino.

Los arrecifes artificiales se crean para atraer al lugar a un conjunto de organismos más rico y diverso, sobre todo peces. Ocurre así con los pecios, los restos de barcos hundidos, y se pretendió imitar con la acumulación de neumáticos reciclados en fondos arenosos de las costas de, sobre todo, Estados Unidos, Malasia, Israel y Francia. Se calcula que el experimento se realizó en unos 200 lugares con millones de ruedas depositadas.

Francia ha sido el primer país en reconocer el error y en empezar a retirar los neumáticos para evitar que su fondo marino continúe degradándose. En total, las autoridades galas sumergieron, en 1980, unas 25.000 ruedas en distintos puntos de su costa mediterránea. En Florida (EEUU), frente a la ciudad de Fort Lauderdale, se colocaron, en 1972, cerca de dos millones de neumáticos.

“Nunca llegaron las especies porque las ruedas estaban cubiertas de hidrocarburos y porque su descomposición libera metales pesados tóxicos”, resume Jacky Bonnemains, de la asociación ecologista Robin des Bois.

Se puede alargar la vida útil de los neumáticos de un modo ecológico. En GOMAVIAL lo hacemos: fabricamos, a partir del caucho de las ruedas usadas, aplicaciones como suelas para calzado, sandalias, cinturones, material para-balas…

Hemos desarrollado una tecnología única para la deconstrucción de los neumáticos en diferentes capas, cada una de ellas con unas características específicas para la fabricación de diferentes soluciones. La más reconocible de todas en la banda de rodadura, la del dibujo, con la que hacemos, por ejemplo, las suelas para todo tipo de calzado.

El compromiso con el cuidado del Medio Ambiente es una de nuestras señas de identidad, reconocida en 2012 con el premio Cleantech Open, el mayor acelerador de energías limpias del mundo.

¡Conoce nuestra historia y sorpréndete!