Noticias

Los contenedores de residuos de San Sebastián incorporan la tecnología de GomaVial

Los contenedores de residuos de San Sebastián incorporan la tecnología de GomaVial

Poco a poco los contenedores de San Sebastián van incorporando nuestro material para tapar y reforzar los cierres de los mismos

Si vives en San Sebastián (o paras unos días por la ciudad) y te acercas a tirar la basura o a reciclar envases, fíjate, si te acuerdas, en los cierres de algunos contenedores. En el caso de los de envases, la boca del contenedor suele ser redonda; y en el de los de basura, se trata de un contenedor de carga lateral (tapa grande y cierre de goma).

Sí, es muy probable que lleven incorporado nuestro material.

Hemos estado colaborando con Traeco Medioambiental, por eso algunos contenedores incluyen las bandas de GOMAVIAL en los cierres. Esta es una de las aplicaciones que fabricamos con neumáticos usados; cierres de caucho reforzados con fibra textil.

En el futuro esperamos que sean muchos más los que incorporen nuestras bandas, porque al tratarse de material reciclado, nuestros precios son muy competitivos. Además, aportamos ecología (producto recuperado de residuo al cien por cien) y también mayor durabilidad. Las características especiales de resistencia con las que están fabricados los neumáticos se trasladan a nuestros cierres. Soportan, así, mucho mejor el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas.

Estos complementos de caucho para contenedores de residuos son una realidad gracias al desarrollo de una tecnología única en el mundo para la deconstrucción de los neumáticos. De cada rueda extraemos tres capas, cada una de ellas con unas características específicas para la fabricación de diferentes soluciones.

La capa estrella, con la que hemos fabricado hasta ahora todos nuestros productos, es la banda de rodadura, la del característico dibujo. De aquí obtenemos el material para suelas de calzado, nuestras TireFlops (¿aún no tienes las tuyas?), cinturones, cierres de contenedores…

¡Y no pensamos parar! Seguimos dándole vueltas al coco en busca de nuevas ideas.

¿Se te ocurre alguna?